Mariano Mores Tango

Mariano Mores (1918-2016)

In Músicos, Tango por Luz by Luz Valbuena

Mariano Mores Tango

Mariano Mores (n. Mariano Alberto Martínez)
Pianista, compositor y director de orquesta argentino.
(Buenos Aires, 18 de febrero de 1918 – 13 de abril de 2016)

Mariano Mores, lector ilustre del Nº 0 de la revista Tangauta,
con Luz Valbuena y Diego Yepes (1995)

El Maestro Mores fue el protagonista de la primera entrevista exclusiva que realizamos para Tangauta. Nos abrió las puertas de su casa, cuando sólo contábamos con un boceto del Nº 0 de la revista, y fue sencillamente encantador. Cálido, intenso y generoso en extremo, nos confió detalles de su vida, su carrera y sus célebres composiciones que, para ilustrarnos mejor, iba interpretando en su piano. ¡Qué grandísimo honor recibir esas explicaciones directamente de semejante creador! Lleno de entusiasmo nos llevaba del living a la sala de música, ida y vuelta, varias veces… Y nosotros lo seguíamos cautivados, junto con su perrito, al que había bautizado Federico como otra muestra de su admiración por Chopin.
Reproducimos aquí esa entrevista inaugural y reveladora de fines de 1995, una experiencia inolvidable por la que le estaremos siempre agradecidos, igual que por su extraordinario aporte a la cultura argentina y a la música del mundo.

¡Hasta siempre, Maestro Mores!
–Luz Valbuena y el equipo de Tangauta

“Hice de todo en vida”

Para el notable pianista, director y compositor de tantas obras que pueblan la cotidianeidad porteña; se debe volver a la raíz propia del tango: a la emoción que humedece los ojos y llega al alma. El creador de íconos musicales como Uno, Cafetín de Buenos Aires, Sin palabras, Taquito militar, El Firulete, Cuartito azul, En esta tarde gris y Grisel; define al tango actual como “música de Buenos Aires”, “Piazzolladas” sin identidad. Amigo de todos los grandes músicos y expresión de la bohemia del ’40, se casó en secreto para no desilusionar a sus admiradoras.

¿Cómo vivió el ambiente de la bohemia del ’40?

En aquel entonces se vivía mucho en los cafés y en las calles. Llegaba a mi casa a las ocho o a las diez de la mañana del día siguiente. Por supuesto que esto me traía problemas con mi señora. Trasnochar en exceso, comer y beber por demás era moneda corriente. Hice de todo en vida, pero lo superé. No me arrepiento de nada, ni siquiera de haber estado al lado de delincuentes. Los respeté y me ayudaron cuando empecé de muy chico.

¿Cuándo se inició en el tango?

Nací musicalmente en los años ’40. En 1939 conocí a Don Francisco Canaro y me incorporé a su orquesta pensando que sólo me iba a quedar en ella un par de meses. Terminé estando durante diez años. Realmente no quería permanecer tanto tiempo con él, pero Canaro me trató siempre como un hijo espiritual. Era tan grande su cariño que me designó heredero de toda su fortuna. Claro que cuando me fui de su orquesta me quitó la herencia. Fue tan duro el golpe que recibió con mi abandono que el hombre me sacó todo.

¿Siguieron viéndose después de su alejamiento?

Pasaron tres años hasta volver a vernos. La reconciliación con Canaro me produjo mucha alegría porque él fue mi padre espiritual y parte de mi formación tiene que ver con haber estado a su lado. También heredé algunas mañas y trucos que me sirvieron en mi carrera profesional. Muchos opinaban que era un hombre hosco y parco pero mientras estuve con él, siempre fue generoso y comunicativo. Fue una persona a quien le gustaba vivir bien, amaba la buena comida y las bellas mujeres.

¿Eso también lo aprendió de él?

Por supuesto que sí. Canaro era un gran mujeriego. Tuvo de amante a Ada Falcón durante mucho tiempo. Cuando se separaron, ella tomó los hábitos y se radicó en las sierras de Córdoba. Todavía vive allí.

Siendo usted un integrante de la orquesta, ¿por qué era mencionado junto a Canaro y al cantante?

Es cierto. En aquellos tiempos era normal anunciar en la radio a tal o cual orquesta y cantante, pero nunca se mencionaba a ningún intérprete. Cuando estuve en la orquesta del “viejo” me convertí en el primer músico que fue anunciado. Esto se debió a que un día le pedí a Canaro que me nombrasen porque las pibas me seguían mucho. Había un enjambre de criaturas que me perseguía por todos lados. Era tan grande el arrastre que tenía entre las mujeres, que me tuve que casar en secreto en el Uruguay, porque quien dejaba de ser soltero, se convertía un un “bicho muerto”.

¿Canaro se metía en su vida privada?

¡Claro que sí! Él no quería que me casara y cada tanto me decía que mi matrimonio iba a durar sólo tres meses. A mí me daba mucho miedo su pronóstico porque el viejo era un hombre que sabía bastante de la vida y a quien yo tomaba demasiado en cuenta. Pero evidentemente nadie es infalible y ya llevo 54 años de casado. O sea que ya pasé los tres meses, ¿no?

¿Cómo fue ese casamiento en secreto?

Se realizó mientras estábamos de gira en el Uruguay. Canaro salió de testigo, hubo muy pocos invitados y muchos problemas. En la noche de bodas, cuando pretendí pasar mis primeras horas junto a mi mujer, al querer entrar en la habitación, se interpuso mi mamá y no me dejó. Me explicó que la madre de Mirna, mi esposa, se había enterado del matrimonio y se encontraba muy enferma en Buenos Aires. La fui a ver de inmediato para hablar y explicarle la situación pero apenas llegué a su casa, me echaron sin contemplación. Así que no tuve noche de bodas. SEGUIR LEYENDO EXCLUSIVA ABAJO

Taquito militar (1953)

MÚSICA | MUSIC: Mariano Mores • LETRA | LYRICS: Dante Gilardoni y Raúl Capablanca

Acerca de esta composición

Sobre la estructura y el carácter de esta milonga, Mores comenta: “La introducción, nacida de un arpegio que concebí en el piano, describe musicalmente la corridita del bailarín que va a buscar a su pareja –incluídos los clásicos golpes de taco de los tangos antiguos– y el encuentro con la compañera. Es una especie de cologio que da pie al tema principal. Después, el tema en sí, un poco afroide, hecho sobre candombe y un canto sincopado”.
De “Cien tangos fundamentales”, libro de Oscar del Priore e Irene Amuchástegui (Aguilar, 1998)

Acerca de esta versión

Mariano Mores y Orquesta

Violines: Fernando Suárez Paz, Javier Casalla, Miguel Angel Bertero y Carlos Sanguino
Viola: Sergio Fresco
Violoncelo: Diego Sánchez
Contrabajo: Héctor Console
Bandoneón: Víctor Lavallén
Piano, arreglos y dirección: Mariano Mores
Flauta: Claudio Barile
Clarinete: Hugo Pierre
Saxo barítono: Mariano Grisiglione
Corno: Mario Tenreyro
Trompetas: Juan Cruz de Urquiza
Trombones: Víctor Hugo Gervini
Batería y accesorios: Ignacio Oscar Riccio
Timbales: Arturo C. Vergara
Instrumentaciones: Martín Darré

Del álbum Café de los Maestros (2003-2004)

MARIANO MORES PARA TANGAUTAS
En esta entrevista exclusiva, el Maestro Mores contó cómo surgieron sus obras más célebres, cómo era su vínculo con otros grandes creadores, cómo ve el tango actual…
Accede a este contenido ingresando tu usuario y clave. Si aún no te registraste en TANGAUTA.NET, puedes hacerlo gratis ahora. ¡Que lo disfrutes!
Exclusivo para Tangautas
Tango gratis free

PUBLICADO EN | PUBLISHED IN

REVISTA | MAGAZINE Nº 257




Fecha: MAY 2016

Copyright: © Tangauta 1996-2017

Archivo Tangauta Nº 2 (18 ABR 1996)

Textos: Ariel Fontanet + Luz Valbuena

Fotos: Tangauta