Lorena Goldestein y Cristian Gallardo

Lorena Goldestein y Cristian Gallardo

In Bailarines by Mariano Valbuena

No sólo que incorporaron los códigos de la milonga (y lo hicieron tan a fondo que terminaron dando clases de baile), sino que siempre están muy atentos al movimiento y todo lo relacionado al ambiente de cortes y quebradas, abrazos y “sacarle viruta al piso”. Al resultado de todo ese esfuerzo, lo fuimos desglosando en base a la vida de Lorena Goldestein y Cristian Gallardo que tras años de baile, explican su modo de llegar al tango.

Códigos y esencias


Como todos los bailarines, tienen un proyecto de pareja (además lo son) para revolucionar el tango con su estilo singular en escenarios de todo el mundo. Muchos milongueros ya no están y es deber de las nuevas generaciones transformarse en los nuevos referentes.



Para difundir el tango o la importancia de codificar pasos “de estilo milonguero”, entre otros factores específicamente locales (como eran las “disputas” en la pista por el espacio entre aquellos que “caminan” el tango y quienes disfrutan del firulete), Lorena implementa un sistema que le da buenos resultados. La milonga fue un pasaporte a una vida mejor para ellos y así lo cuentan.

CG: Llegamos hace unas semanas del barco Brillance of the Seas donde fuimos la pareja principal del espectáculo Tango Buenos Aires, junto a seis músicos, cuatro cantantes y cuatro parejas de baile. Tango Buenos Aires es un espectáculo con mucho éxito dentro de la flota de barcos de Royal Caribbean International. Hace más de 10 años ininterrumpidos que está en la programación de la empresa y su éxito se debe, sin dudas, al manejo y experiencia de sus productores.
También estuvimos en Moscú, Rusia, en el Chekhov Festival con la Compañía Tango Metropolis, donde presentamos el espectáculo Tango & Noche, obra de Pilar Álvarez, Claudio Hoffmann y Marijó Álvarez y dirección musical del maestro Daniel Binelli. Estamos muy contentos con esa experiencia…

Recuerdos de la Pampa (Vals)
(Música y letra | Music & Lyrics: Rodolfo Duclós)
Versión: Orquesta de Juan D’Arienzo + Alberto Echagüe (voz)
Doble clic para ver a pantalla completa | Double click to watch fullscreen
¿Estamos atravesando una nueva década dorada?

LG: Creemos que sí. Por suerte, tenemos mucho trabajo, ahora en enero nos vamos nuevamente con el barco y en este tiempo que estamos acá, damos clases en Club Gricel y también estamos en la avenida Corrientes en el espacio El Juvenil en Cheek To Cheek donde la mayoría de la gente que va baila desde hace muchos años y ahí damos la megaclase los miércoles de 20 a 21 30 junto a Lorena Hermocida, Pancho Martínez Pey, Lautaro Capella y Jorgelina Guzzi.

¿Qué distinguen sus clases?

LG: En nuestras clases, a los estudiantes les cuento cómo fue la evolución del modo de bailar tango o relaciones, que aparecieron más tarde, cuando se hicieron visibles distintos estilos (como el “milonguero”, donde los cuerpos “se apilan” y el despliegue acrobático de pasos es menor), o cuando la relación inevitable con compañeras y compañeros de pista llevó a amistades y confidencias. Entiendo que haciendo hincapié en la historia y sus explicaciones tal vez más rápido los sorprenda el sortilegio tanguero. Para disfrutarlo hay que dejarlo entrar por las venas y que te llegue al corazón. Mientras dura, como decía María Nieves, es una pasión desatada entre cuatro piernas.

¿Cambió el tango?

CG: Claro, porque cambió todo: la vida y sociedad y eso se refleja en el tango todo… en baile, letras, música… el tango es una danza del pueblo y si él cambia, también le sucede al tango. Lo importante es mantener la esencia y estudiar seriamente qué voy a interpretar. En el baile todo lo que hacemos tiene una razón y un origen, no es hacer pasos porque sí no más… Particularmente, interpretamos y enseñamos fielmente al tango, manteniendo la esencia.




Publicado en | Published in


Tango Revista Magazine

Revista | Magazine Nº 255 (MAR 2016)
COPYRIGHT: © Tangauta 2016
TEXTOS: Guillermo Chulak
FOTOS: Cortesía de L. Goldestein y C. Gallardo