Carolina Bonaventura

Carolina Bonaventura

In Bailarines by Mariano Valbuena

Siempre con el desafío de seguir creciendo, la bailarina, profesora, directora y coreógrafa de tango Carolina Bonaventura en la charla con Tangauta repasa su historia y la de Mariposita de San Telmo, espacio dedicado al género donde desarrolla su actividad docente y artística.

La celebración del tango


Allá por 2007, Carolina no fue ajena a la masividad del baile de tango y paso decidido de artistas más jóvenes que marcaron el pulso de la actividad, y así abrió Mariposita de San Telmo, donde dirige grupos coreográficos de Mariposita y difunde el baile de tango y la cultura porteña en Argentina y el mundo a través de un programa llamado Efecto Mariposita.



¿Qué te llevó a abrir y mantener Mariposita?

Mariposita fue un sueño-idea nacido hace quince años atrás cuando me pregunté cómo quería que siguiera mi carrera como bailarina y maestra de tango. Pensé que era fundamental tener un lugar donde desarrollar todas las ideas, conceptos y mi visión y filosofía. Así, cuando uno entra a Mariposita siente algo, y es porque no fue elegido por el edificio u oportunidad. Primero existió un espíritu, concepto, que encontró un lugar, y allí, se desarrolló. Todo fue pensado y soñado con anticipación: colores, estilo del piso, luminosidad del espacio para aprender, conexión con un espacio verde que asociara el tango con lo positivo de encontrarse con otro a bailar, con la música y expresión.
Si transmito un arte tiene que estar en todo: paredes y piso, al servir café y en lo que se respire. La idea Mariposita ya tenía un espíritu: apertura y expansión. Siempre quise darle al tango el lugar, físico y cultural que le corresponde. El tango mismo te dice soy expansivo y universal. Entonces, si como hecho cultural es expansivo en sí mismo, y sigue a lo largo de la historia, se merece un lugar y formación a su altura. Mariposita hoy es reflejo de más de 20 años de trabajo y de mi pasión por lo que elijo, mi vocación por buscar la excelencia en todo lo que hago. Sigue su espíritu expansivo y de evolución, en Buenos Aires y otros lugares del mundo y de Argentina, Mariposita tiene escuelas adheridas que siguen mi metodología, conceptos pedagógicos y programáticos.

¿Cuál es la esencia de Mariposita?

Cuando empecé en 2007 ya había emprendimientos parecidos, cada uno con su particularidad; Mariposita tiene una esencia propia, es un concepto integrador, ofrece vivir una experiencia completa con el tango. Hospedarte en una escuela de tango, y cuando digo escuela me refiero a un bagaje conceptual, metodología, con 17 a 20 clases grupales semanales que programo y coordino con mi staff de profesores, además de organizar ciclos y seminarios especiales, eventos sociales de tango, cursos de formación profesional y grupos coreográficos.
Una escuela que ofrece un hotel de seis habitaciones, con todas las comodidades, atendido por sus fundadoras y personal que conoce de tango y de nuestra hermosa Buenos Aires, en el mítico barrio de San Telmo.

¿Qué público asiste?

Mariposita es una escuela donde hay argentinos tomando clases y también extranjeros. La cultura del tango es universal pero no masiva en ningún lugar del mundo incluido Buenos Aires. Igual, siempre será parte de nuestro bagaje cultural que lo compartimos amorosamente con el mundo que lo quiera descubrir.

Muchos opinan que el tango es melancólico y nostálgico, incluso en el baile, ¿Estás de acuerdo?

El tango no es ni nostálgico ni melancólico, es profundo, autentico, visceral y no te deja mentirte, ni mentir. Es aquí y ahora porque es comunicación, encuentro, energía, entrega, y eso es humano y se puede enseñar. Es un baile de improvisación, el tango es una celebración y busco que mis alumnos lo descubran y puedan celebrarlo en Mariposita.

¿Cómo describirías el método de enseñanza?

Buscamos que cada uno descubra que quiere expresar y acompañamos el proceso de aprendizaje. Porque el tango es una disciplina completa y compleja que exige un método de transmisión para ser enseñado y aprehendido en la totalidad de su dimensión. Es una danza de improvisación y requiere de un conocimiento profundo de uno mismo, en el movimiento, con la música y con el otro.
Transmitir arte es enseñar elementos técnicos, mecanismos, funcionamiento para que después el otro componga y exprese. Entrego la información pero la desagrego, acompaño en el proceso de aprendizaje y después colaboro para que el estudiante cuide su cuerpo y no haga aquello que lo dañe. Lo importante es lograr ser uno mismo; como el espíritu del tango es improvisación, bailarlo da a cada uno la posibilidad de expresarse. No es inmediato, es un proceso donde se abren nuevas puertas.
Busco que los alumnos logren buenos encuentros, por eso, les brindo información desde diferentes perspectivas y a partir de esta comprensión, al bailar se siente un encuentro agradable, no me refiero a la excelencia al bailar sino a la calidad del encuentro con el otro. Cuando bailamos tango construimos una obra de arte, única e irrepetible, por eso me exijo tanto al bailarlo y transmitirlo.

¿En el tango está todo hecho?

No. El tango es una experiencia viva, cada uno es distinto, cada vez que escuchás es distinto, porque uno es distinto, y porque la emoción nunca está hecha, está siempre todo por hacer. Si pensás el tango, o cualquier danza como movimiento, claro ya estaría todo hecho pero si lo pensás como verdaderamente es, nunca estará hecho, se hace a cada instante. La maravilla del arte, es espontaneidad y autenticidad.

¿Te consideras una tanguera?

Si ser una tanguera es quien eligió y se dejó elegir por el tango, si claro lo soy. Dedico mi vida al tango, el tango atravesó mi familia con su música, mi abuelo era pianista y tenía una orquesta de tango, mis tías abuelas bailaban tango, mis padres también, mi papá cantaba tangos, mi mamá me enseñaba sus letras, Rubén Juárez era de los amigos más cercanos de mis padres y tocaban en el living de mi casa hasta más tarde que el amanecer. Escuché tango desde antes de nacer, le conozco sus silencios y también arrebatos, es parte fundamental de mi vida y me honra bailarlo y transmitirlo. Es su honestidad, riqueza y profundidad lo que nos hace sentir tan orgullosos de que el mundo entero lo quiera conocer.


Pasión creadora

Indumentaria

Desarrollé una línea de ropa para milongueras, cuando una mujer empieza a bailar toda la ropa que se compra siempre tiene que contestar un cuestionario interno (si puedo caminar largo, si se me engancha el taco, si se me corre el top cuando me abrazan, si se levanta mucho la falda, etc.). Después de tantos años de buscar ropa para bailar y hacérmela, armé esta primer línea de ropa que resuelve de una forma moderna y estética necesidades de mujeres que les gusta milonguear y sentirse ‘sexies’ y cómodas, una línea también para ir antes a cenar o al cine y sentirse apropiadas, y dentro de esta línea algunas faldas y tops especiales para bailarinas que hacen exhibiciones.

Música

Hace tres años conocí una alumna que es música y desde entonces estamos investigando y desarrollando una pedagogía musical para bailarines de tango, apertura a la sensibilidad musical, comprensión de la composición particular del tango, y lograr tener criterio musical de movimiento y después una expresión en el baile. Actualmente realizo seminarios especiales para transmitir el resultado de esta investigación.

Libro

El libro sigue en proceso (hace ya 5 años), y nació de enfrentarme al desafío de enseñar una danza popular a personas de diferentes culturas en un tiempo donde la vida es más sedentaria y desconectada del cuerpo. Investigué muchas técnicas corporales para elaborar una pedagogía basada en cómo se usa el cuerpo para esta danza y no para otra. Mi técnica es preparar el cuerpo para bailar tango no usando otra disciplina, bailar desde el tango gracias a una armonía corporal a través de una metodología y pedagogía que contempla al tango como disciplina completa y compleja imposible de reducirla; al tango hay que comprenderlo desde la inmensidad de su humanidad y sencillez. Todo un desafío.


Publicado en | Published in


Tango Revista Magazine

El Tangauta Revista | Magazine Nº 253 (ENE 2016)
COPYRIGHT: © Tangauta 2016
TEXTOS: Nicolás Chulak
FOTOS: Cortesía de Carolina Bonaventura